lunes, 3 de febrero de 2014

¿Para qué sirve un crucero?

En Alberobello, una pequeña ciudad medieval 
a 100 km de Bari, en la Puglia, 
Detrás mío, los trullos, son 
 las casitas  y son Patrimonio mundial de la
 humanidad por la UNESCO.
Creo que me han hecho esa pregunta más veces de las que yo la hice al capacitarme vendiendo viajes. Aquí les cuento mi parecer. 

Un crucero sirve básicamente para visitar muchos destinos y hacer la valija una sola vez. Podríamos decir que es la vacación del vago

Podríamos decir también que es un resort móvil o una ciudad móvil y realmente es así.
Es una forma para conocer islas o destinos lejanos entre sí, que normalmente sería tortuoso llegar por avión.

En realidad es como vivir un ratito la ciudad, es como un mordisco, o como un folleto pero en vivo. 

Para alguien con discapacidad es un placer indescriptible vivir en una habitación accesible, moverse por todos los rincones del barco libremente y bajar todos los días en una ciudad distinta.

Es también una doble fuente de convencimiento e inspiración para próximos viajes. Sucede que a veces tenemos una idea errada de alguna ciudad y esa experiencia de vivir por algunas horas nos dá o no la razón sobre nuestro preconcepto. 

En resumen, un crucero, cuando fue bien elegido, es una experiencia relajada y placentera.

Y entonces… ¿Cómo se elige un buen crucero?

El bar de Cristal en el MSC DIVINA, un lugar 
central del crucero con escalinatas 
cuyos escalones están rellenos
con cristales de SVAROVSKY
Esto es indistinto para quien tenga o no una discapacidad. 

La diferencia entre la excelencia y un crucero más es cómo están hechos los itinerarios. Sin tener que ser un entendido en la materia a simple vista un recorrido bueno es aquel que pasa mayor cantidad de tiempo en un lugar importante por su historia o atractivos turísticos, y pasa en el mar el suficiente tiempo para descansar de las ajetreadas excursiones en la costa.

 También es bueno interiorizarse sobre los divertimentos dentro del crucero, el idioma que se habla dentro de él, el sistema que se utiliza para las comidas, es decir todo lo que hace a la vida en esta ciudad que navega mares o ríos. La vida en estos días se divide básicamente en cuatro partes: comer, dormir, divertirse en el barco, conocer el destino al que se llega. El que asiste al crucero por primera vez está interesado en la primera y en la última. El viajero al que llamamos crucerista vive el crucero y muchas veces elige el barco o la empresa naviera por sobre el destino a conocer.



Espero que este post les sirva para darle una oportunidad a la ciudad flotante, Buenos viajes!
Y si luego de leer esto te dan ganas de leer y viajar aquí otros post que te pueden interesar y que podés leer haciendo clic en los títulos subrayados son: 

Debajo de estas palabras les dejo otros que pueden ayudarles, esos que les prometí más arriba. Buenas rutas! A donde tu alma y tu corazón te lleve!


Un acercamiento al mundo de los cruceros - EXCURSIONES

De la mano por Estambul, excursión desde el crucero MSC Divina

Otro más...
UNA CIUDAD FLOTANTE Y ACCESIBLE

crucero MODO DESCANSO
EL CRUCERO DEL VAGO

MOVILIDAD, el scooter.
QUÉ ES UN SCOOTER, CUANDO, DÓNDE Y POR QUÉ ALQUILAR UNO


Una de las tortas de ricotta más ricas que comí en Italia, aunque técnicamente fue en el Mar de Grecia... Comer es otra de las arduas actividades que hay para hacer en  un crucero y TODOS LOS RESTAURANTES SON ACCESIBLES, asique no hay excusas para no probar estas delicias!

1 comentario:

Adriana dijo...

Como siempre, muy claro y original.