martes, 16 de septiembre de 2014

CUBA - La Habana - Mercure Sevilla


“Aquí vivió Al Capone!!!  Un hotel y un viaje en la historia y a pasitos del Parque Central.”

Vista del Congreso desde el
Salón del noveno piso del hotel,
sacada mientras desayunábamos.
Foto: Adrián Gonzalez 
No soy fan de llegar de noche a una ciudad u hotel pero en este caso fue un placer porque en una cuadra oscura al final se encontraba el hotel Sevilla.

Llegamos a eso de las 11pm, horario difícil para llegar a un hotel... Nos atendieron con mucha amabilidad y deferencia.

Aún así el maletero miraba atentamente como uno mismo subía las valijas hasta la recepción, luego de la segunda vino pero a su tiempo...

En recepción nos asignaron la habitación 705, nos contaron los horarios del hotel para el desayuno. En todo el lobby y zonas públicas del hotel no hay aire acondicionado y cuando hace calor La Habana puede ser ahogante...


HABITACIÓN: 

Al entrar en la habitación me dieron ganas de quedarme 
a vivir allí fresca y seca gracias al aire acondicionado!!!
El sillón más cómodo de cuero
 en nuestra habitación.
Foto: Adrián Gonzalez
Hermosa, espaciosa, elegantes muebles, buenos colchones, ventanas eternamente grandes con unos cortinados preciosos.
Baño antiguo pero agiornado, pequeño comparado a lo enorme de la habitación, sólo el lavabo era antiguo pero quedaba hermoso.
Amenities: Shampú y gel de baño y un jabón.
La ducha con abundante agua. Secador de cabello.
Enchufe de 110 y 220 pero ambos con patas planas y paralelas, se precisa adaptador.

Al lado de una de las camas, el sillón más cómodo en mucho tiempo, de estilo y con banco apartado para los pies.
Televisión con 20 canales del mundo para ver. También tomaban los canales y radio cubanos. Escritorio amplio para sentarse y escribir. Armario con posa equipaje, colchas y caja de seguridad que se manejaba con la tarjeta de la habitación.

Edificio de Bacardi, vista desde
nuestra habitación.
Foto: AG
En esa habitación podría haber 3 sillas de ruedas y un scooter, los pasillos del hotel y las zonas públicas son amplísimos, el único tema es acceder por la entrada principal que tiene 5 escalones antes de llegar a la recepción.

Al amanecer pudimos apreciar la preciosa vista de nuestro cuarto, el fuerte, el edificio Baccardi y alguna Iglesia que no recuerdo el nombre.

Dos opciones de desayuno, en el piso 9 y en la planta baja. En el piso 9 las vistas sacan la respiración son impresionantes... y el calor que hace porque no tiene aire acondicionado también!!!! La cantidad y variedad de cosas es más acotado porque sólo algunas habitaciones tienen acceso a este salón vip.

Si desayuna en planta baja, el salón posee aire acondicionado, más mozos y más variedad de comida. Igualmente para nuestra cultura que desayunamos con más cosas de panadería y pastelería no había tantas opciones, pero para todos aquellos que desayunan con cosas saladas es muy bueno.

Habitación ni bien llegamos a la noche.
Cortinados eternos e impecables.
Foto: AG

Dos camas dobles y precioso
mueble de madera con espejo.
Foto: AG

Bar 24hs La Alhambra, siempre concurrido, siempre hay  con algún grupo que viene y toca en vivo. Ligeramente caro para la calidad de los platos al paso pero estar en el hotel y comer algo liviano con un trago luego de un largo día es reparador. Si uno se sienta entre la puerta del patio y la ventana que dá a la calle corre una linda corriente de aire!!!

Al restaurante del piso 9 no fuimos porque habíamos ido en el desayuno y sabíamos que no tenía aire acondicionado.

Realmente nos pareció casi imposible acondicionar este hotel en zonas públicas porque es realmente enorme. Hay fotos antiguas por muchos lugares que dan cuenta de los años de oro del mismo seguramente antes de los años 60. De hecho aquí vivió Al Capone en la habitación 615 si no me falla la memoria y con una vista privilegiada de la Avenida Prado (la que tiene el boulevar con jarrones franceses, frente a la piscina del hotel)

Piscina: muy buena, agua limpia, reposeras y mucha vegetación, lugar reparador con un bar que sirven platos de carne y pollo. El único inconveniente es que se accede bajando un piso por escalera al sol, luego me informaron que me podrían haber hecho pasar por otro lado a nivel... creo que tendría que ser así para todos.

Galería Comercial: no pude llegar a conocerla porque siempre la entrada estaba cerrada.

Cerquita, a dos cuadras, el Parque Central
Foto: AG


La limpieza en las habitaciones muy buena y en las zonas públicas del hotel también. Siguen remodelandolo, hay nuevos colchones y 

muebles en un depósito al lado de la piscina, van por buen camino pero definitivamente hay que hospedarse en un cuarto de los remodelados!!!


Excelente ubicación a dos cuadras y media del  Parque Central. Le falta acceso para personas en silla de ruedas o con discapacidad motriz. La escalera de acceso no tiene rampa lateral, ni ascensor ni baranda en la escalera, definitivamente algo que un hotel de 4 estrellas debería tener y más un Mercure!!!






Esta imagen no me daba sensación de Cuba 
Un empleado de recepción que me ayudó a ir hacia la van que nos llevaría a Cayo Santa María pareció interesarse sobre el tema de la accesibilidad a la recepción, a la galería, a la piscina y al hotel en general. Pero Cuba no es un país muy preocupado en general por la accesibilidad, lo que les llega por oleadas tal vez es por alguna cadena hotelera europea pero la sensación es que hay tanto por hacer que éste no es un tema prioritario. Lo que tiene la gente cubana es una capacidad de ayudar y de hacer sentir que SE PUEDE. Al ayudar hay contacto físico la mayoría de las veces, los que somos de países latinos ni siquiera lo notamos, pero no es igual para alguien digamos de américa del Norte, entonces me parece que lo mejor es AVISAR CÓMO ES, y preguntar por las necesidades de cada uno.
Espero que en una próxima visita pueda apreciar mejoras.

A quien le gustaron las fotos de AG o sea Adrián Gonzalez, puede ver más en su flickr https://www.flickr.com/photos/adriangonzalez

4 comentarios:

Adriana dijo...

Me encantaron las fotos y el post. Abrazo

Túlio dijo...

Cuba es un país tan lindo y único. Tengo que conocerlo! Lindo relato.

Nélida Barbeito dijo...

Muchas gracias Adriana. Túlio, no te pierdas Cuba, sus rutas y su gente, tendrás anécdotas para rato!

Anónimo dijo...

Estimada, muy interesantes todos tus comentarios, pordrías pasarme el contacto de los traslados en Cuba. Voy a viajar en junio y me gustaría coordinar los traslados terrestres.

Gracias, Andrea