viernes, 17 de octubre de 2014

TANGO y Accesibilidad en Café de los Angelitos.


La ancha puerta de entrada,
el mozo y el vitreaux
En un día como cualquiera me sentí incluida, y pude transitar libremente dentro del Café de Los Angelitos, un lugar muy querido de mi bella ciudad. 

Lo quiero compartir con ustedes, los que la visitan por negocios o para hacer turismo. Es un sitio de importancia histórica, que hasta un tango tiene con su nombre. El tango lo pueden escuchar aquí Café de los Angelitos y al mismo tiempo pueden ver en el video su fachada original y también la actual.  

Para entrar sólo hay que abrir una de sus dos puertas de hoja ancha que son vaivén y sin ninguna barrera para entrar al instante uno se siente transportado a otra época.

Lo que uno siente se ve acentuado por grandes detalles como los mozos de oficio, personas mayores, que visten saco, camisa, moño y algunos ‘cristal’ una servilleta blanca colgando de uno de sus brazos. 

Las mesas se encuentran con una separación adecuada para que una silla de ruedas transite libremente. 
Las sillas son de madera y con un respaldo que te abraza como invitando a bailar un tango. Ellas también me hacen acordar a los bares a los que iba de chica.

Bar, detrás del telón el espacio del show
de tango que tiene lugar cada noche.
Tal como dice la letra del tango el café está en Rivadavia y Rincón. Esto es a sólo dos cuadras del Congreso de la Nación. 

Se encuentra abierto desde la mañana hasta la madrugada, asique se pueden hacer las cuatro comidas allí. 

En la barra hay una colección de panes dulces de elaboración propia cada uno con su lata con logo del lugar para llevarse a casa. 

Al final del mostrador hay una heladera esquinera repleta de tortas entre las que es difícil elegir.

Los pan dulce con lata roja grabada. La heladera 
y tortas quedaron fuera de la foto borde derecho
 inferior.
CÓMO LLEGAR

Es una zona muy bien conectada, todos los buses que pasan por Rivadavia, el subte a dos cuadras y el bus turístico de la ciudad, el amarillo de doble piso, para frente a su puerta. Si llega en auto, al lado del café pegadito por la calle Rincón sobre la misma vereda hay un estacionamiento pago.

METAMORFOSIS

El Café de los Angelitos tiene una oferta muy versátil. Posee un gran espacio para bar y restaurante. Por la noche brinda un espectáculo de tango destacable del que hablaré en otro post, del que sólo les adelanto algunas fotos, es como un pequeño teatro con mesas para disfrutar una rica cena ambientado en Celeste pastel y dorado. 

El pequeño salón del subsuelo.

Fotos antigua: Avenida 9 de julio antes del 1900

Publicidades antiguas:BIZCOCHOS CANALE

Otra publicidad más, galletitas SOLAR de BAGLEY

En el subsuelo hay un pequeño y acogedor salón para reuniones con cañón y pantalla, que lo hace factible de usar para negocios o pequeñas reuniones.

TODOS LOS ESPACIOS QUE DETALLÉ SON PERFECTAMENTE ACCESIBLES, SE PUEDE ANDAR CON UNA SILLA DE RUEDAS SIN PRECISAR NINGÚN TIPO DE AYUDA.

El baño accesible
Posee un baño accesible correcto, esto quiere decir que sus dimensiones son justas. El mismo con algunos cambios podría ser más cómodo. Posee lavabo, inodoro alto, barra pivotante y una fija en la pared. La transferencia es hacia la derecha. Está ubicado en el subsuelo, se accede tomando un ascensor en el que entra una silla y una persona parada.
Quiero contarles algunos detalles e invitarlos a ir aún si viven en Buenos Aires o en el resto de Argentina porque es un lugar pensado para locales y extranjeros con gran variedad de opciones para disfrutar a toda hora.
Es inevitable en este viaje hacia el pasado, mirar hacia arriba y descubrir los vitreaux, las arañas y las innumerables fotos antiguas encuadradas prolijamente. Es imponente el telón cerrado que separa una parte del Bar con la parte en donde se desarrolla el espectáculo de noche. Los días domingos se sirve un servicio de té que se acompaña de un pequeño espectáculo con una pareja que baila y una actriz que recita poemas.

Recinto en el que se presenta el show
de tango, desde el piso 1 al que se
 accede por ascensor.
Para ser sincera, iba a una reunión comercial esperando encontrarme con lo de siempre, un escalón en la puerta, esperar a que abran la segunda hoja para entrar, aguantar las ganas de ir al baño, pues seguramente se encontrará en un primer piso o subsuelo por escalera. Chocarme las rodillas contra una mesa en la que no pudiera sentarme y podría así seguir la lista de lo básico que sucede en un bar al llegar con una silla de ruedas.
Me sorprendí gratamente con todo desde el acceso exterior, la rampa correcta en la vereda de la calle Rivadavia y otra un poco más exigida en la calle Rincón.
Una vez adentro del local, simplemente pasé inadvertida, pude FLUIR POR TODOS LOS ESPACIOS, nadie tuvo que ayudarme a hacer nada. Los mozos, aunque gente mayor, jamás me miraron con cara de pena, angustia o lástima.

Eso fue simplemente maravilloso, volveré a disfrutarlo a distintas horas. Esperen los POST!

Mientras lo esperan pueden ver su web AQUÍ

Ensayo y armado de salón, PB atrás del bar, se accede rodando o caminando

mesas en el primer piso al lado del balcón.

No hay comentarios: