lunes, 8 de mayo de 2017

PARÍS - La experiencia y el síndrome.

Caminando hacia el Arco del Triunfo desde la Plaza de la Concordia, pensé que iba
a ser todos negocios, pero primero hay que cruzar un parque, hasta llegar a Rond Point, allí comienzan las tiendas y la calle comienza a subir, a hacer fuerza si vas en silla de ruedas!

Conocí París de muy pequeñita, ya de adulta soñé mucho con volver un día. Por razones varias la vuelta se demoró hasta este año. Fue un viaje muy ansiado, deseado y preparado.
Nunca me habían pasado tantas cosas de las que los pasajeros me relatan en persona. Miraba todos los días el servicio meteorológico y me hacía problemas por cómo me recibiría la primavera en París, le temía al frío y la lluvia que se pronosticaba para cada día.


Digo que París es parecida a Buenos Aires, pero, en algunos casos... podría decir que hay 2 cosas en esta foto que en Buenos Aires... no se consiguen. Qué lindo es ir cómoda cuando se recorre una ciudad, porque podés agarrar la cámara y tomar esta foto, una escena de andar paseando cerquita del Arco del Triunfo.


Éramos 4, dos conocíamos, dos no, dos caminaban muy bien y veloz con sus patitas, dos usábamos ayudas técnicas. Decidimos una silla de ruedas y un scooter, porque dos scooter para viajar en transporte público me daba temor. En rigor dice que sólo puede viajar una silla de ruedas por bus.

Pasé por momentos con preguntas como: qué voy a hacer con mi pobre manejo del francés, qué pasa si me tratan mal y me enojo, qué pasa si llueve todos los días. ¿Qué pasa si al llegar la silla o el scooter están rotos? Algunos de los días sentía una nube gris que me seguía con truenos, rayos y tormentas.

Planifiqué y miré tantos videos... miraba el plano de la ciudad y hasta último momento sopesamos la idea de cambiar de hotel por si el barrio no era el mejor.


Otras dos cosas que no encontrás en Buenos Aires, Autos eléctricos tan compactos y VEREDAS SANAS para transitar y no morir en el intento!


ACLARACIÓN PARA ANSIOSOS. 
Este es un post sobre sentimientos y experiencias interiores, si precisan info sobre París precisarán esperar a los próximos sobre HOTEL, BARRIO, EXCURSIONES, MUSEOS y demases. Éste es mío, de lo que me pasó y me llevó mucho tiempo procesarlo, mientras la vida va pasando impertérrita y a veces te va cambiando el cristal a través del cual se mira la experiencia.


Cruzando el puente de Alejandro III desde Invalides hacia Petit y Grand Palace y Champs Elysées. Notar la anchísima y sana vereda hecha de un piso rugoso parecido al asfalto. El Puente fue hecho para la Exposición del 1900 y fue el primero en ser una sola pieza de hierro. 


LUEGO DE LA ACLARACIÓN, PROSIGO...
Lo más rico de todo esto fue experimentar lo que durante 15 años escuché del otro lado del teléfono y muchas veces del otro lado del escritorio, miedo, inseguridad, angustia, alegría, incertidumbre, felicidad, bronca. Todo eso mezclado como si fuera en un remolino de emociones que también me pasaban por el cuerpo.

Meses antes había comprado el segundo libro de Aniko Villalba, que pueden comprar en este link que les dejo y me enteraba sobre el Síndrome de París que sufren los japoneses, verdaderamente casi me caigo de la silla de risa al leerlo, incrédula y preguntándome si habiendo tantas cosas que estudiar en el mundo hacía falta escribir sobre eso. Pero como dice una frase de origen desconocido: "Procura que tus palabras sean dulces y suaves por si algún día tienes que tragártelas." Sobre la frase, creo que ahora le agregaría y tus pensamientos también. 

Sobre el Síndrome de París, creo que lo sufrí levemente. Si no saben qué es aquí les dejo una explicación que encontré en una página y me gustó mucho, Sídrome de París , la definición que aparece en el libro de Aniko no la encuentro pero pueden hacerlo comprando su libro y luego el tío google les puede extender el concepto un poco más.


Digo que se parece a Buenos Aires... y se parece, quién puede decir que esta es París en primavera o buenos Aires en la misma época?


En definitiva es como un shock cultural que sufren los japoneses entre su mirada idílica de la ciudad luz y la realidad al bajar del avión.

LA REALIDAD REAL, LA EXPERIENCIA
Nada de todo lo esperado como difícil pasó. Llegamos con tiempo nublado y frío pero al día siguiente salió un solazo que hasta llegó a calentar unos veinte grados, en medio de ese día paseamos por los Jardines de Luxemburgo donde vimos los bellos brotes de primavera, árboles floridos, niños por doquier y gente haciendo todo tipo de deportes. Al salir de allí fuimos al Panteón y alrededor pero de afuera había una importante muestra de fotografía que hacía más amena la trepada hacia nuestro destino.
Cuando te toca un día con tanta luz y sol da pena meterse a un museo, más cuando la ciudad es en sí un museo al aire libre. 

Al día siguiente otro día de sol y la gente del hotel tenía una mezcla de sonrisa y pesar, felices porque los pasajeros irían a cualquier lado, pesar por estar adentro con ese sol. Nos decían una y otra vez lo afortunados que éramos porque hacía dos semanas que llovía sin parar.


La visita parecía recién comenzar, pero
en rigor había comenzado con
familiarizarse con el plano de París y
lo imperdible de la ciudad.
Fue un domingo precioso, en el que hicimos un tour privado con PARÍS BY MARTIN . Fue hermoso, el día, el recorrido y subirnos en bus por primera vez y comprobar que ERA VERDAD, 100% de la flota de BUSES ES ACCESIBLE, no así todas las paradas, pero tal vez hay 2 que no lo son en un recorrido de 30 paradas. En otro post me voy a explayar sobre este servicio de HOST TOUR, es un tour en el que te queda un contacto, alguien a quién acudir y por sobre todo MUCHA TAREA PARA EL HOGAR. Entre otras cosas te envía un mail con cosas para hacer en el resto de tu estadía. tomamos la opción privado porque es muy interesante para quienes tienen movilidad reducida, pero sus grupos no son grandes, nunca más de 10 o 12 personas, por lo que hay lugar para las preguntas de todos. Hace los tours caminando o en bici. Tiene opciones muy interesantes para quienes visitan París con niños. Con particularidades dentro del Louvre, comida de piratas y otros secretos que no sería lindo revelar. 


Una de las cosas que más me gustó de París, la torre, entrar sin el apuro de los
boletos y el día en el que se me cantaron las ganas de ir, con mucho sol, sin viento
y hasta un poquito de calor primaveral. Aquí admirándola desde Trocadero, entrar por allí porque es donde están las entradas ACCESIBLES. Desde CAMPOS ELISEOS, NO HAY entrada accesible y vas a tener que dar flor de vuelta.


El lunes nos recibió con aún más sol, la torre Eiffel nos esperaba, verla, recorrerla y quedarnos mientras cientos de tours subían y bajaban en minutos. Fuimos primero a Trocadero, también accesible, pero casi casi que sólo para scooter. La trepada para una silla es bastante exigida.


Los buses, encima de ser accesibles tenían ventanas por los que mirar cómodamente desde la silla o el scooter y siempre estaban limpios IUJUUU!!!


El martes llovería levemente, asique decidimos un plan calmo... conocer la zona de Opera, las grandes Galerías Lafayette y Printemps, habíamos estado por la zona el día del tour pero era DOMINGO y en París y en muchos lados de Europa el domingo es día de descanso y muchas cosas cerradas.

No sé a ciencia cierta si la culpa fue de las películas que la muestran tanto a pantallazos, de los cientos de videos que ví, del Google street view que miré con tanto ahínco o de vivir en una ciudad que se le parezca tanto en algunas vistas. Algo de eso o una buena pizca de cada cosa hizo que la ciudad no me maravillara.


En el 90% de las paradas de bus hay techo y lugar para sentarse, cosa que las personas que esperan los buses que se anuncian en los carteles electrónicos agradecen, más aún si est´s ayudando a alguien en silla de ruedas. 


Esta es una situación bien difícil porque... hay que enfrentarse al que te mira y dice wowww 10días en París qué espectacular y decirle que no evitando que te mire como si te faltara un tornillo!
Por eso volviendo al tema del síndrome de París y l tiempo que todo lo cura y lo depura puedo decir que la experiencia en París fue buena y rara en muchos sentidos. Podría cerrarlo planteando 5 mitos refutados con las 5 realidades que me tocó vivir luego.


Vista desde la parada de BUS, si no
fuera por la rampa tan bien hecha y
que ocupa toda la senda peatonal,
podría ser Buenos Aires.
1.- MITO: LOS FRANCESES SON MALHUMORADOS Y TE TRATAN MAL.
     REALIDAD: pocas ciudades en el mundo tienen el volumen de turistas que tiene PARÍS, eso puede hacer que los lugares muy turísticos sean foco de malos tratos a veces porque la realidad también es que... HAY QUE SOPORTAR A LOS TURISTAS!!!
     MI EXPERIENCIA: no puedo citar en PARÍS, alguien que me haya tratado mal o descortesmente, mozo, vendedor de nada, conductor de bus, persona en centro turístico u HOTELERO, aunque realmente nuestro hotel era algo fuera de serie, pronto un post sobre eso también.

2.- MITO: SI NO HABLÁS FRANCÉS TE DAN VUELTA LA CARA Y NO HABLAN NADA MÁS.
     REALIDAD: estudiando un poquito de historia sabrán que franceses e ingleses no han sido los mejores amigos, entonces si sos latino y podés aprender 10 palabras en francés para luego empalmar con el castellano y como última instancia el inglés tu vida será más amena al menos en París.
     MI EXPERIENCIA: creo que mi vocabulario en francés serán unas 100 palabras, con algunas frases y una sonrisa acompañado de la buena voluntad del otro lado nunca tuvimos problemas para movernos, preguntar, comer o viajar. Había mucha gente que hablaba en castellano y otra tanta que hablaba en inglés.


Más lugres de descanso en recreos públicos, las sillas son cómodas para todos, las hay con apoyabrazos, sin ellos y unas que parecen reposeras.


3.- MITO: PARÍS ES CARÍSIMO.
     REALIDAD: Argentina estaba en algunos casos más caro que en París, me refiero puntualmente a marcas internacionales de hamburguesas. En hotelería si se busca se encuentra buenas ofertas.
     MI EXPERIENCIA: comimos en una cadena francesa llamada HIPOPOTAMUS, son restaurntes económicos con listas que están en francés e inglés acompañado de fotos, te sirve un mozo, el ambiente es muy agradable se comía a buen precio.  El hotel boutique nos costó menos que uno en Patagonia.


Ella, la esbelta y bella. Que ofrece
descuentos para personas con todo tipo
de discapacidad! Bien la torre!!!
Si vas en silla sólo podés ir hasta el
segundo nivel. 
4.- MITO: EN PARÍS HAY QUE SACAR ENTRADA POR INTERNET ANTICIPADAS PARA TODO.
     REALIDAD: puede haber algunos atractivos en los que hay que hacer cola, pero y si compraste el boleto para subir a la torre Eiffel y ese día hay una tormenta, o niebla o hace muchísimo calor? 
     MI EXPERIENCIA: elegimos el día más lindo y para ir a la Torre Eiffel y el más feo para internarnos al Louvre o en las Galerías Lafayette, no sólo en París, en cada gran ciudad esta opción no me gusta. También es cierto que en casi todos los lugares hay entrada prioritaria para personas con discapacidad, en La torre Eiffel, en el Louvre, en Versailles.

5.- MITO: EN 3 DÍAS CONOCÉS PARÍS.
     REALIDAD: Buen plan para maratonistas, deportistas y personas que gusten de ir por los destinos con una lista con casilleros para llenar un cuadradito con un tic de HECHO.
     MI EXPERIENCIA: diez días fue un buen tiempo, aunque París puede abrumarte con su ritmo de gran ciudad, para eso es interesante hacer planes de ida y vuelta, ir un día a Versalles, un día a Giverny, un día a Eurodisney, así pueden disfrutar el ritmo de París y el encanto de las afueras.

Luego de este post sentimental que incluye mitos, realidades y mi experiencia en breve algunos que podrán ser más útiles con los siguientes temas:

  • Transporte en París cuando vas en silla o scooter
  • Hotelería
  • Barrios
  • Monumentos
  • Paseos
  • Excursiones

Hasta la próxima!
Si lo desean pueden visitar PARÍS ANTES DE PARÍS un post sobre lo que esperaba de este viaje!

No hay comentarios: