martes, 2 de junio de 2015

SPECTRA un pequeño gran hotel en ESTAMBUL

El hotel SPECTRA desde plaza del Hipódromo.
Abajo lo iluminado es el restó
UBICACIÓN

El Hotel está en una de las esquinas frente a la plaza que llaman Hipódromo, 

Del mismo sólo quedan tres obeliscos. 

Queda a media cuadra del Museo de Arte Islámico de Turquía, este edificio,  fue el palacio de IBRAHIM PASHA el primer Gran Visir NO OTOMANO  y HATICE, princesa hermana del Sultán Suleimán responsable de la máxima expansión del Imperio Otomano entre el 1520 y el 1560. 

Desayunando en el último piso se puede ver la Mezquita Azul a escasos 100m y también Santa Sofía más lejos. Tiene una posición estratégica en el único lugar plano que tiene la calle, la esquina. Su ubicación es muy buena si se posee movilidad reducida o se transita en silla de ruedas.

ENTRADAS

Posee dos entradas, una por la recepción con tres escalones altos y desparejos a la usanza de Estambul por los desniveles del suelo. No poseen pasamanos y son de mármol blanco que contrasta con la puerta de madera. 


Desayunador del piso 5, a la izquierda de vé
el obelisco y en el centro la Mezquita Azul.
RESTAURANTE

La otra entrada mucho más cómoda es por el restaurante con un sólo escalón de tamaño moderado. 

Se puede entrar con silla de ruedas de 67cm por la puerta del restó y se puede comer en una mesa sin necesidad de transferirse. 

En el bar y restaurante atienden muy bien en la planta baja  o en el quinto piso que posee una vista preciosa de los dos íconos de Estambul.


Santa Sofía al atardecer, en el centro el obelisco,
abajo los árboles que rodean El Hipódromo
La comida es riquísima, el precio correcto, se puede pagar con efectivo o con tarjeta de crédito. 

Cargan 10% de tasa de servicio ya incluido en el ticket. 

Pastas, hamburguesas, omelettes todo exquisito. 

Tienen muchas opciones para vegetarianos, teníamos una en el grupo y las probó casi todas. 

El
Hermanas esperando la cena al caer la noche.
vino de la casa tiene buen precio y es rico. 


El café Turco es riquísimo, 

El Raki, bebida alcohólica típica, lo sirven a gusto de quien lo pida, traen la medida en un vaso de trago largo y una jarra de agua. 

La cerveza siempre está bien fría!

Los huéspedes del hotel tienen un 10% de descuento pero debe pagarse en el momento, no se puede cargar a la habitación.


Postres y sobremesa en el restó en PB, detrás la
ciudad a su ritmoAdentro música y un clima genial.
HOTEL

Detrás del Restó está la recepción, el ascensor para subir a las habitaciones,  es pequeño pero entra la silla de ruedas sin los pedales y una persona muy ajustadito. 

El ascensor tendrá 70cm de ancho por 90cm de profundidad. 


En primer plano ravioles
de verdura y la EFES,
 la cerveza turca.
Detrás de la ventana la
ajetreada  vida de
esta gran ciudad
HABITACIONES
Habitación desde la cama, se aprecia lo
espaciosa y el detalle de la TV. 

Las habitaciones terminadas en 4 son bien grandes y espaciosas aunque los baños son pequeños. 
Simit (tipo bagel finita) Pan dulce
nueces e higos 
La habitación tiene muebles de estilo italiano. Escritorio, placard, silla para el escritorio y un silloncito confortable para mirar por la ventana o mirar tele. 

Cortinas de blackout y decorativas que combinan con el acolchado. Tienen piso de parquet lo cual es muy confortable para caminar descalzo. 

Dejan chinelas, cosa que en un hotel sencillo es destacable. Tiene una heladera con bebidas que se cobran aparte, El baño es pequeño, el mismo posee inodoro, ducha y un gran mueble arriba del cual hay una gran bacha con bella grifería. La ducha es un cuadrado, se entra abriendo dos hojas y casi sin levantar el pie, muy bueno para alguien con movilidad reducida. 

Amenities: shampú y jabón. Toallas muy buenas.

La TV era pequeña en proporción a lo grande que era la habitación y era difícil de encontrar los canales que transmitieran en inglés En castellano encontré uno un día de Venezuela, el resto todas cadenas árabes y turcas.

Las novelas turcas tienen la música similar a la de las Mil y Una Noches y muestran escenarios de sus ciudades Pero luego de caminar todo el día quién precisa la TV!!! 

Si vas en época de Fórmula 1, más allá que se corra en Emiratos Árabes (al ladito), no la pasarán. En Turquía... fútbol.

WIFI

La conexión de WiFi era buena en el restó PB, y en habitaciones también pero en el desayunador casi inexistente. Si tengo wifi la tv no me desvela. 

DESAYUNO: 

Tomando en cuenta que son sólo 16 habitaciones, el desayuno está bien dispuesto para gente de distintas partes del mundo. Hay opciones calientes más comunes como huevos revueltos, salchichas y panceta. También hay opciones frías saladas al estilo turco o sea ensaladas mediterráneas, envueltos en hoja de parra, berenjenas, pimientos rojos, distintos escabeches y algunos fiambres y queso. Siempre había higos, nueces, almendras y orejones. Queso untable, manteca, mermelada, miel del panal mismo, panes turcos como la rosca que se come en los puestitos de la calle. algunas cosas dulces de pastelería como cupcakes de chocolate o vainilla, galletítas dulces y saladas. Café, té, leche y jugo. Bien variado. Van reponiendo aunque uno tiende a desayunar temprano. 


Patio de la Mezquita Azul de
 noche con Luna
 llena y sin gente!!!
SERVICIO

No pidas q te llamen, se olvidan, lo hacen tarde o ni siquiera. 

Pero son tan amables que ponés la alarma del celu y te arreglás. Realmente eso lo podrían mejorar sólo organizándose. 

En Recepción hablan Turco o inglés. Suelen tener mejor tarifa mediante un Sistema de Reservas tipo Booking que directo con ellos.
Momentos de Café en el Restó
 del Spectra. Marta estrenando
Sombrero y tecnología touch

ENTONCES...

Si fuera de nuevo volvería porque tiene una ubicación estratégica, buen desayuno, buen servicio de almuerzo o cena que es ideal si uno vuelve cansado de tanto caminar, Muy buena la limpieza y el personal. 

No lo solicité porque puedo subir escaleras y la vista merecía el esfuerzo pero estoy segura de que ante una imposibilidad harían el esfuerzo de servirlo en la planta baja con opciones más acotadas.


En primer plano las hermanas en un bello
cantero de Sultanahmed
lleno de tulipanes rosa fuerte

.
Fuimos en familia, tomamos una doble y una twin, la ubicación en el corazón histórico permitía que cada uno volviera al hotel a su tiempo. 

Podíamos salir de noche a sacar fotos sin gente, con los edificios iluminados y volver caminando unos pasos. 

Por otro lado mi madre y tía podían volver más temprano y acompañarnos por las noches de fotos o quedarse tomando un café con vistas inolvidables, sin necesidad de usar transporte.
En un bis de la  foto anterior, ahora Marta con  su turbante e improvisando con parte de él un velo. Algunas noches nos acompañaban, Adrián sacaba fotos, ellas cantaban y yo las retrataba y todos contentos.


Por la noche es la hora de los trípodes. Fotos en baja velocidad
Poca gente, mucho silencio,momentos muy placenteros
Llegamos a ese hotel porque era el primer día de la temporada alta y las tarifas se disparaban. 

Veníamos de un tour en hoteles de cinco estrellas de super lujo y llegamos a éste que constaba como tres pero al llegar ostentaba sólo dos. 

Al final haciendo una evaluación por muchos aspectos antes descriptos le asignaría sus tres estrellas.



















Si querés saber más sobre Estambul podés leer las siguientes entradas en éste blog, haciendo click sobre cada una de ellas.

Olores y sonidos de Estambul

ESTAMBUL llegando por Crucero

De la mano por Estambul


TURKISH AIRLINES y Aeropuerto ATATURK

3 comentarios:

Adriana dijo...

Lindo, lindo, lindo. Risas, canto, unos buenos ravioles acompañados por vino, café y las anécdotas del día a la carta. Luego, a dormir, en camas confortables y limpias. Y a la hora de pedir algo, nuevas anécdotas para contar: ¿cantidad de papel higiénico o número de habitación? Indescifrable. Sólo salva la buena voluntad a la hora de entenderse. Un viaje inolvidable.

Nélida Barbeito dijo...

Viajar en familia es invariablemente es generar anécdotas. También es una forma de ACCESIBILIDAD, porque hay que encontrar el circuito, las actividades y la administración de los tiempos para que todos obtengan del viaje lo que desean. Que camina mucho, que camina poco,con los pies, con un andador o en silla de ruedas, que respira bien o con dificultad. Es una alquimia bella y misteriosa al mismo tiempo. Un viaje inolvidable realmente!!!

Marta Ricci dijo...

Lindo inolvidable!!!!