jueves, 26 de diciembre de 2013

CONRAD ES CONRAD pero... es ACCESIBLE? ENTERATE!!!

El sol, ícono de la pintura de Paez Vilaró,
este mismo sol se encuentra en el fondo de la
 piscina de la terraza
Conrad Punta del Este es como un pedacito de LAS VEGAS en el hemisferio sur y cual pasa en Las Vegas la accesibilidad TE ES DADA... qué felicidad, pero, con algunos detalles a mejorar para que sea total.

A vuelo de pájaro esto es un RESORT, un CASINO con un GRAN HOTEL unido a él y no al revés.

Tiene algo que no lograron en Nevada, que haya muchos pero muchos niños.

Mural de Paez Vilaró regalado al hotel que relata la
interacción del mismo con la ciudad. Reciente-

mente fue sacado de donde estaba, como parte 
de la remodelación del casino.
Al día de hoy aún  aguarda nueva ubicación.


Ni bien pone uno un pie en CONRAD se siente un poco en Estados Unidos pero con la calidez del idioma castellano. Grandes limousines que esperan a algún gran jugador, una gran escalinata, acompañada de una rampa muy bien hecha y al entrar al lobby... wowww pisos brillantes, luz natural, luz artificial, CASINO a la derecha, Bar Las Brisas a la izquierda y en el centro una profusión de sillones, estatuas y eventualmente un gran árbol de navidad!!! Más adelante también sobre la derecha luego del casino un eterno puesto de check -in. La mejor forma de hablar con el empleado es parado o de lejos si estás en una silla de ruedas.


Feliz en la silla eléctrica que me prestó
 el Conrad y al lado del inmenso
 árbol de Navidad
apostado en la entrada del lobby

Luego y caminando un poco más se abre también a la derecha un pasilllo con amplios y numerosos ascensores. Si en cambio se sigue caminando se abre una pequeña galería de negocios entre los cuales se encuentran grandes marcas de joyas y relojes, ropa y se destaca, uno de souvenirs con el nombre del hotel. En uno de los momentos del recorrido se encuentra una baranda por la cual acercarse cual balcón y ver hacia abajo al gran hall distribuidor de salones del centro de convenciones, otro flashback de Las Vegas, uno nunca pensaría que en una ciudad de cara al mar habría semejantes instalaciones.  Todas las áreas públicas del hotel  son perfectamente accesibles, planas, bien conectadas para ir en silla de ruedas. El hotel brinda asistencias técnicas a quienes las precisen, silla de ruedas manuales y hasta una eléctrica. Pasé unos días en febrero una vez y navidad otra. el servicio SIEMPRE IMPECABLE. Fiestas, cenas especiales, obras de teatro, servicio de guardería para niños y una planta de salones para alojar grandes convenciones a gran escala. Pude ver desde mi balcón un desfile hecho afuera del hotel pero en las instalaciones. Es grande y puede llevar un par de días conocerlo por completo si uno se maneja solo.
Debo decir que tengo los mejores recuerdos del hotel y de la silla eléctrica que me prestaron en ambas oportunidades porque me daba una libertad de movimiento y velocidad que respondía justo a la de mi mente. Sabrá quien me conoce o me lee que soy un poco inquieta para decirlo amablemente o con hormigas en los cuartos traseros si estamos más entre casa.
Desde el Casino a disfrutar de LAS BRISAS todo a nivel


Vamos a lo nuestro, evaluemos LA EXPERIENCIA CONRAD.

Se puede acceder a un 90% de las áreas públicas del hotel eso es mucho para latinoamérica pero al menos quien escribe espera mucho más de un hotel parte de la COLECCIÓN DE LUJO de afamada cadena NORTEAMERICANA.
Espero encontrar la misma calidad, sin importar en el rincón del mundo que me encuentre. NO DUDO que en el CONRAD MIAMI la piscina sea accesible y cuente con el ascensor hidráulico correspondiente. Por qué esperar menos en CONRAD PUNTA DEL ESTE? Después de todo su slogan lo dice CONRAD ES CONRAD!!!

Vista del Hotel desde la rambla de la parada 4.
La enorme escalinata es lo que salva el auto al subir
Bajé por la rampa de autos con la silla eléctrica
y no precisé ir a una montaña rusa en un parque
de diversiones, evidentemente es sólo para autos.

* ENTRADA: PERFECTA. Sea que uno entre por la del frente, la del casino o la del centro de convenciones.
Si llegás en taxi, traslado o cualquier elemento rodado entá por la principal, es simplemente una entrada impactante. Si llegás a pie, en silla de ruedas manual, con bastón o cualquier otra ayuda técnica definititivamente entrá por la del casino que se encuentra al nivel de la vereda y al costado derecho mirando al edificio desde el mar (para hacerlo por esa hay que ser mayor de 18).






Entrada a LAS BRISAS, distintas texturas de piso
 mismo nivel iupiiii!!! Entrada ancha 3 sillas
 juntitas pasan!
* Desayunador y restaurante LAS BRISAS: PERFECTO, no cierra nunca 24 horas los 365 días del año, está frente al casino y recibe a quienes tal vez han perdido la noción de las horas allí dentro.Tiene luz natural, vista al mar y a la Isla Gorriti, un lugar para disfrutar con los 5 sentidos.  La comida es muy rica, pero la patisserie merece un capítulo aparte, que se ilustra con fotos!

Dije que ilustraría... imposible mirar
si no vas a almorzar!

Ambos exquisitos, y un bocado de cada
uno a la vez ni les cuento!

Lucen pequeños pero encierran
el poder del chocolate Belga!!!
El placer de ir por la rambla ininterrumpidamente
hasta la parada 1.
Recorrer las ramblas sola con la silla eléctrica o un
scooter es posible, si querés bajar en la parada 1,
 si bajás antes y cruzás la calle,
 la gran mayoría de las veces no hay rampas.
 

* NO SE PUEDE ACCEDER BIEN A LA PLAYA, en Uruguay las playas son públicas por lo que todos los intentos del hotel de hacer mejoras caen en un circuito interminable de de idas y vueltas en permisos. Resultado: a una persona con movilidad reducida le es muy pero muy difícil acceder al mar. PERO... SIEMPRE HAY UN PERO Y MÁS EN SUDAMÉRICA. RESULTA, AL MENOS CUANDO YO FUI, QUE EL GUARDAVIDAS URUGUAYO, EN INVIERNO DEL HEMISFERIO SUR TRABAJABA EN UN BALNEARIO DE ESPAÑA TODO ADAPTADO Y MUY AVERGONZADO POR SU PAÍS Y POR LA SITUACIÓN ME EXPLICÓ TODO, LUEGO DE LO CUAL CONSIGUIÓ 3 VOLUNTARIOS QUE LE AYUDARON TAMBIÉN, CON SU AYUDA PUDE ENTRAR AL MAR Y HABLAR LARGO RATO CON ÉL que me explicó todo esto mientras alejaba las numerosas medusas que había ese día en el mar. Por lo cual salí fresquita, informada e indemne del agua de la playa mansa.
Entradas tramposas, esta está hecha porque por
 aquí entran los kayaks pero luego de la rambla desaparece
 en la arena donde quedarás encallado!

* El Gym lo hicieron accesible con una RAMPA ESPECTACULAR pero a alguien se le ocurrió que era el lugar perfecto para un macetón de cientos de kilos. Pero las macetas se corren, la base está...

* NO SE PUEDE ACCEDER A LA PISCINA, acaso uno de los lugares más hermosos del hotel. Me refiero a la que está en la terraza, no a la del spa. Una escalinata sin causa y una rampa para el suicidio, de laja 35 grados de inclinación y sin baranda te llevan al bar de al lado de la piscina y otros dos escalones sin menor sentido y perfectamente reemplazables por una rampa te llevarían al deck alrededor de esa piscina preciosa a la que le falta un ascensor hidráulico.

* El hotel tiene  294 habitaciones de las cuales 253 habitaciones son STANDARD y 41 SUITES. Las Habitaciones Standard se dividen en tres categorías BAY, MARINA y CLUB (estas ultimas son las renovadas 2011-12). Hay en el hotel un total de 3 habitaciones adaptadas (1 Marina, 1 Bay, 1 Club).-
Vista desde el balcón de la habitación



Conclusión:


Si tenés que asistir a un congreso, no tengas dudas de que será accesible. Si te gusta el casino, jugar NO SERÁ UN PROBLEMA. Si te inquieta lo gastronómico, NO TE FALTARÁ VARIEDAD, CALIDAD NI HORA ALGUNA EN LA QUE PODER disfrutar de los majares que allí se sirven en condiciones de accesibilidad plena. 

Si lo que estabas buscando es vida de playa y piscina, por ahora, pero sólo por ahora si estás en silla de ruedas y no podés deambular esta no es la mejor opción. Si mínimamente podés dar unos pasos y no te incomoda que te ayuden también este es un hotel para disfrutar.
La amplia entrada, en la que comparten su lugar limousines,
taxis, autos de alquiler y eventualmente buses
de transfers que traen pasajeros. Es enorme y tiene esta vista
Un lugar para empezar a disfrutar.







Si querés estar a mano de las ramblas que te llevan hasta el centro histórico de Punta del Este este es el hotel que estabas buscando. Conrad me parece un ícono de Punta del Este y una muy buena base para hacer dos, tres y hasta cuatro noches para descubrir esta ciudad acariciada por el mar de manera mágica y envolvente.




Disfrutando el último segundo, el transfer por venir y yo
invirtiendo los últimos resquicios de batería en recorrer la rambla
a pleno sol y viendo si el acceso a la playa era igualmente tortuoso
en todas las paradas, para alguien en silla de ruedas y sin
posibilidad de deambular, lo es.


No hay comentarios: